De Tonantzin Guadalupe a la “virgencita porfis”

Posted on Actualizado enn

25. De Tonantzin Guadalupe a la “virgencita porfis”

Voy regresando de Ixtapaluca, Estado de México, en donde estuve realizando algunas celebraciones en las calles, talleres y fábricas, con motivo del 12 de Diciembre. Cada año colaboro con el Seminario de mi Diócesis en las celebraciones que la gente apunta para el 11 y 12 de Diciembre. En el camino venía reflexionando sobre la religiosidad de nuestra gente y sobre la gran devoción que se tiene a la Virgen de Guadalupe.

Es increíble pero a pesar de los escándalos (sobre todo de orden sexual y económico) por parte de algunos miembros de la Iglesia institucional, la gente sigue creyendo. Nuestro pueblo tiene fe “gracias”, pero también “a pesar”, de la Iglesia.

He dicho que es “increíble”, es decir que no entra en los parámetros de la lógica humana; sino que sólo es entendible desde el punto de vista de la fe. Podemos decir que cuando alguien dice que perdió la fe por el mal ejemplo de un sacerdote, o porque Dios no lo escuchó en sus necesidades, esta persona está demostrando que realmente no tenía fe, es decir que la persona no perdió nada. Tenía fe en un hombre o en que Dios lo sacaría de sus problemas, y cuando esto no sucede así, la persona piensa haber perdido lo que llamaba fe. La verdadera fe hace avanzar al hombre a pesar del mal ejemplo de los que somos sus pastores (Ya decía Jesús a propósito de los maestros de la ley: “Hagan lo que ellos dicen pero no los imiten, porque dicen una cosa y hacen otra”), e incluso a pesar de momentos de obscuridad personal en los que Dios parece no escucharnos (ver el caso del justo Job: “El Señor me lo ha dado, el Señor me lo ha quitado, bendito sea el nombre del Señor”).

Con respecto a la Virgen de Guadalupe se me hace extraño que si a mediados del siglo XVI ella habló náhuatl con Juan Diego, ahora a principios del siglo XXI a ella se le haga hablar el lenguaje de losfresas, a través de una empresa comercial que explota la imagen de la Virgen de Guadalupe para fines consumistas.

En 1531 la Virgen toma los elementos de nuestra cultura (teología, poesía, simbología, raza y lengua) para hacernos entender que ella es nuestra madre. Tonantzin(Nuestra madrecita), la deidad azteca venerada en el Tepeyac antes de la conquista, “se convierte” en Guadalupe. Podemos hablar por lo tanto de una inculturación por parte de la Virgen, que tiene como finalidad la búsqueda de justicia y de paz en estas tierras recién descubiertas y explotadas por los españoles. La lengua náhuatl es empleada por la Virgen al servicio de la evangelización y de la justicia del país al que ella se presenta para liberarlo, entre otras cosas de una religión católica que ignora al pobre, al marginalizado. Ella no es sólo un “paño de lágrimas” que viene a enjugar los rostros sufrientes de los indios, sino que viene a devolverles un “rostro” (mixtzin) y un “corazón” (moyollotzin) a los habitantes de estas tierras, a darles dignidad. Rostro y corazón, palabras que significan el descubrir la propia personalidad, una identidad propia, en la cultura azteca.

Sin embargo casi quinientos años después de que ella hablara náhuatl como medio de inculturación y de liberación del oprimido, ahora una gran empresa comercial ha hecho imágenes caricaturales de la Virgen en donde se le presenta con frases de “gente fresa” (o también de niños/as “bien”, entiéndase bien no en el aspecto moral sino económico), con frases como: “Virgencita porfis”, “Virgencita plis”, etc. ¿Qué pensar de todo esto?

Es lamentable que se comercialice con elementos no solamente culturales sino también religiosos como es el caso de la Virgen de Guadalupe. La empresa que está haciendo mucho dinero con la imagen de una “virgencita fresa”, (caricatura grabada en computadoras, mochilas, calcomanías, etc.) no ha buscado una finalidad evangelizadora de la población, sino puramente económica y mercantil.

Que el verdadero rostro y corazón de la Virgen de Guadalupe nos hagan buscar un país cada vez más libre y menos enajenado política, cultural y económicamente.

México, D. F., 13 de Diciembre de 2010

3 comentarios sobre “De Tonantzin Guadalupe a la “virgencita porfis”

    Sara Arellano escribió:
    15 diciembre, 2010 en 00:09

    Hola Paco, tienes toda la razón y muchas veces uno mismo cae en eso. Por supuesto pensando que los jovenes van a tratar de acercarse un poco a Mamá María. Me pusiste a pensar.
    Que bueno que tu papá esta bien, yo se que la mano de Dios estuvo siempre ahí.
    Saludos.

    Mario Piña escribió:
    17 enero, 2011 en 14:53

    entiendo que no son los ricos gente que dios (-ito) quiere excluir de su mensaje salvador (claro, está una invitación para hacerlo de tal manera: mandamientos y seguimiento), pero, no es válida que también gente “bien” (económicamente) se apropie de signos que expresan al dios-con-nosotros?, al papito (abba)?.
    la virgen hace una manifestación humildísima, pero va dirigido no sólo a los indios, sino a todos. (:/)

      franciscoxaviersanchez respondido:
      18 enero, 2011 en 18:16

      Los Evangelios y el mensaje de la Virgen de Guadalupe no son excluyentes sino incluyentes. Jesùs tuvo amigos ricos con los que comiò y conviviò (ver el caso del rico Zaqueo, Lc 19). Sin embargo la manera de hablar de Jesùs es diferente cuando se dirige a unos (ricos) y a otros (pobres). No se trata de separarlos ni de hacer una sociedad sin clases, sino de hacernos entender que mientras exista pobreza en el mundo debemos seguir trabajando por erradicarla. Decia Jesus: “Es mas fàcil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico se salve”. Por lo tanto, me parece que debemos utilizar formas de lenguaje que nos lleven a una busqueda de justicia y de hermandad y que no sigan favoreciendo la injusticia y el fratricidio. San Pablo supo “encarnar” o “inculturar” la Palabra de Dios en el contexto de las personas a las cuales se dirgìa: “Con los judìos me he hecho judìo, para ganar a los judìos” (1a Cor 9, 20). Y considero fantàstico que haya personas que sepan hablar el lenguaje de los “fresas” para evangelizar a los fresas; o el de los raperos para llegarle a los raperos; o el de los chavos banda para ser comprendido por las bandas (cosa quen yo hice y hasta traduje capìtulos del “Evangelio con sabor a bandas”), etc. Sin embargo lo que yo veo de negativo en los mensajes de la caricatura de la virgencita fresa, es de que no promueven una “conversiòn” o cambio de vida en direcciòn de los valores evangèlicos, quen tienen como centro la justicia (“Busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demàs les serà dado por añadidura”). Lo que los creadores de estos mensajes y de esta caricatura buscan es una utilidad econòmica, no evangèlica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s