El 2012 y el fin del mundo

1. El 2012 y el fin del mundo

Bendito seas mi amado Señor por la posibilidad de iniciar un nuevo año: 365 días, cada día con 24 horas y cada hora con 60 minutos. Tiempo como POSIBILIDAD no sólo de RESPIRAR sino sobre todo de VIVIR que no siempre son lo mismo.

Apenas lo estamos comenzando y hay quienes ya piensan en su fin, en catástrofes y en muerte. ¿Lo terminaremos? Se preguntan. Creo con sinceridad que eso a ti no te preocupa y que ni siquiera lo sabes, aunque suene a herejía. Eso interesa a las agencias funerarias, a los ricos y a los presidentes de las grandes potencias, porque los pobres desde hace muchos años que van muriendo –con o sin predicciones apocalípticas– y se conforman con poder vivir cada día.

Tú Señor tienes una manera diferente de entender el tiempo que no coincide siempre con el tiempo que marcan los relojes y los calendarios. Los tiempos del amor y del perdón son muy distintos a los tiempos del odio y la venganza aunque parezcan estar inscritos en la misma temporalidad. Para aquel que no ama el tiempo se escabulle de sus manos como agua sin poder atraparlo; se le va, lo pierde, lo mata, nunca le perteneció. En cambio para aquel que ama el tiempo es eterno, se detiene con él, lo rejuvenece, lo constituye.

Sí Señor, Tú te has de reír allá arriba –o acá abajo cerca de nosotros– de las predicciones de los Mayas y de los estudios de la NASA que hacen cuentas matemáticas para predecir el fin del mundo. El fin llega cuando cada uno de nosotros lo decide. Es decir cuando cierra su corazón a la novedad del amor, cuando sepulta su vida aunque allá afuera el sol nos siga iluminando. Yo por mi parte quiero vivir Señor, tengo todavía mucho que amar, que aprender, que dar y recibir.

Que este primer mensaje sea una oración de agradecimiento por la posibilidad de estar con vida, el día de hoy, aquí y ahora. Amén.

Tlalpan, D.F., a 3 de Enero de 2012

Anuncios

4 thoughts on “El 2012 y el fin del mundo

  1. Profe…qué bonito mensaje, gracias a Dios que permitió que camináramos juntos un tramo de nuestra historia, lo recuerdo con agradecimiento y mucho cariño…Abrazos!!

  2. Yo no lo conozco profesor, soy Marcos de San Juan, Argentina, es un placer para mi leer tan bellas palabras de agradecimiento, estoy convencido de el amor, lo palpito día a día con mi esposa he hijos, y mi fin llegará cuando yo permita abandonarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s