Sexo, erotismo y pornografía

4. Sexo, erotismo y pornografía

Ante todo me disculpo con aquellas personas que abrieron esta página pensando encontrar imágenes, videos o textos, sobre el sexo en su dimensión puramente carnal, obscena, degradante. No se trata tampoco aquí de hablar mal del sexo. Al contrario considero que la sexualidad es uno de los principales regalos que Dios nos ha dado para acercarnos a él. ¿Pero cómo?

Primero tengo que confesar que me surgió la idea de escribir estas breves líneas sobre el sexo porque en estas semanas me han llegado las estadísticas de este blog y de los 52 breves artículos que escribí durante el 2011. El más buscado fue el que escribí con el título “El sexo en el confesionario” (Núm. 13). Tal vez no porque haya sido muy buen artículo sino porque contenía la palabra mágica: SEXO. Ya veré a principios del 2013 –cuando me lleguen las estadísticas del 2012– si otra vez un artículo (independientemente de su calidad o no) con la palabra sexo, o equivalentes, llega a colocarse como número uno del rating anual de este blog.

Hay un bombardeo de temas sexuales en los medios de comunicación (TV, radio, internet, películas, etc.) que realmente no dificultan para nada obtener fácilmente material con contenido sexual. El problema es saber si ese material es formativo o nocivo para nuestro equilibrio humano.

Aquí es importante hacer desde ahora la diferencia entre sexo, pornografía y erotismo. La primera palabra, sexo, tiene que ver con nuestra constitución antropológica como seres humanos, somos seres sexuados, dotados de sexualidad, porque Dios lo ha querido. No para hacernos mal y pasar momentos de represión, sino para hacernos crecer en el amor. La sexualidad tiene que estar unida al amor para poder ser vivida plenamente. En cambio la pornografía ya tiene que ver con la explotación sexual desvinculada del amor. Se comercializa con el sexo sin importar los sentimientos y el amor de las personas. El erotismo me parece que podríamos entenderlo como ese impulso sexual o libido que surge de nosotros y que desea expresarse. Un deseo que debe ser encauzado y orientado por el amor.

Considero que si nuestra sociedad corre el riesgo de promover una sexualidad desvinculada del amor (el culto al cuerpo y al placer); en la Iglesia podemos correr el riesgo de predicar un amor demasiado espiritualizado y etéreo que no tiene que ver nada con la sexualidad. La encarnación de Dios en Jesucristo lleva implícita una reivindicación de nuestra carne y de nuestra sexualidad. La pregunta es ¿cómo vivir nuestra sexualidad como cristianos? ¿y más aún simplemente como seres humanos? Creo que a la base de la sexualidad está la responsabilidad. Una responsabilidad que nos llama a salir de nuestro egoísmo para pensar en el bien del otro. Amor y responsabilidad un tema en el que se puede mucho reflexionar para poder vivir bien nuestra humanidad.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México, 23 de Enero de 2012

Anuncios

3 respuestas a “Sexo, erotismo y pornografía

  1. Hola Padre Francisco me parece muy importante su articulo porque todos los dias en todos los medios de comunicacion nos bombardean con estos temas, por ejemplo una pelicula por simple que parezca le meten escenas eroticas y en ocaciones hasta pornograficas con el fin de que llame la atencion, por lo cual, los ninos y los jovenes estan creciendo con esto, como si fuera normal y creen que no tiene nada de malo y se crean la idea que asi es el amor. y esto es preocupante, pues usted nos dice que el amor es responsabilidad, y muchos “amamos” sin responsabilidad por lo que es necesario pensar en estas ideas que usted nos comparte para corregir nuestra conducta y por lo tanto seremos felices.
    Saludos y que Dios lo vendiga.

  2. Padre, quiero agradecerle por escribir esta entrada. Es muy importante que se hable de este tema que, lamentablemente, hoy en día sufre dos extremos: el sexo desvinculado al amor y el sexo muy espiritual. Puedo asegurar que esas dos posturas son nocivas para el alma, una produce libertinaje y la otra escrúpulos o confusión.
    Y disculpe que lo moleste pero quisiera hacerle una pregunta referente a este tema: al noveno mandamiento, ya que es el único mandamiento que no puedo comprender del todo, especialmente como lo enseña la iglesia ¿Es verdad que una fantasía o pensamiento sexual (no me gusta llamarlo impuro) consentida equivale a un pecado mortal y la persona debe abstenerse a comulgar? Todo mi problema comenzó cuando un sacerdote muy conserbador dio la misa en la parroqua donde siempre asistía y enseñó que cada pensamiento impuro merecía las penas del infierno pero esto me llevo a una crisis espiritual y tuve que dejar de asistir a la Iglesia, por un largo tiempo, porque sino me volvía loca. No estaba en paz conmigo ni con Dios, y me sentía mejor cuando no tenía la carga de controlar todo lo que pienso. Es decir, me sentía más cerca de Dios cuando no sabía de que se trataba ese mandamiento como la Iglesia lo enseña. Es que a mi los catequistas me enseñaron que “no hay que desear la mujer del prójimo” y mi conciencia solo cree eso. Y tambien encontré en Internet muchos blogs católicos que castigan el mero pensamiento.
    Pero gracias a esta crisis pude comprender algo que antes no entendía: soy un ser sexuado. Ojalá pudiera ser un ángel puro pero Dios no lo quiso así. Y otra vez, le agradezco mucho que escriba sobre esto Padre.
    Que Dios lo bendiga, un saludo desde Argentina.

    1. Hola Carina muchas gracias por su confianza. efectivamente somos seres sexuados y lamentablemente en la Iglesia algunos sacerdotes y obispos han olvidado la dimensión humana y sexual del ser humano. El deseo por el otro no es malo porque en el fondo es apertura a la trascendencia. Sólo el deseo nos hace salir del egoísmo. Sin embargo ¿cómo hacer para purificar nuestro deseo y que no se quede en pura cuestión erótica y de posesión del otro? Creo que en la Iglesia nos hace falta aún mucho camino con respecto a la sexualidad. En ocasiones hemos cargado pesados fardos a la gente que ni nosotros mismos hemos podido cargar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s