Pensamiento judío en un país árabe

12. Pensamiento judío en un país árabe

El sábado 17 de Marzo he llegado a Beirut, Líbano, para dar un curso sobre “Pensamiento judío contemporáneo: Hermann Cohen y Emmanuel Levinas” en la Universidad St. Joseph en Beirut. Es la primera vez que estoy en un país de Medio-Oriente y estoy muy contento y agradecido con Dios por esta oportunidad académica que se me ha brindado. He sido invitado gracias a mis amigos Aurelien Lechevalier (francés) y su esposa Mónica Vazques (colombiana). Él es consejero cultural de la Embajada de Francia en Líbano y me propuso para dar un curso de filosofía. En la Universidad después de ponerse en contacto conmigo y de pedirme mi currículum decidieron invitarme.

No tuve tiempo de preparar este viaje con lecturas sobre la historia y la cultura del Líbano, ya que en mis últimas semanas en México tuve demasiado trabajo. Por lo tanto apenas el día de hoy he comprado en alguna librería de Beirut algo sobre la historia de este país. Así como la biografía clásica de Khalil Gibran Khalil escrita por Alexandre Najjar (a quienes mis amigos franceses conocen). Siempre he sido gran admirador de Khalil Gibran y nunca imaginé, cuando leía sus obras siendo adolescente, que algún día conocería yo la tierra de este gran poeta y humanista libanés (espero poder ir a su pueblo en los días que vienen). También he comprado la novela  de Amin Maalouf, El peñón de Tanios, que varios libaneses me han aconsejado, para conocer algo más de la cultura de este país.

El Líbano es un país de muchos contrastes que tiene dificultad para encontrar en el presente el justo equilibrio entre su pasado y su futuro. No hay que olvidar que el Líbano (al igual que otros países del Medio Oriente) está a la base de las grandes civilizaciones que nos han ido formando. Antes de que el Occidente se formara surgieron importantes civilizaciones en esta cuenca del mediterráneo como los fenicios, que están a la base de otras grandes culturas. El Líbano, durante su historia, ha visto sobre su territorio florecer pero también terminar grandes imperios. Todo esto a causa de guerras comerciales, políticas y religiosas. Es interesante, cuando se recorre Beirut, constatar toda la amalgama arquitectural presente en la ciudad. Vestigios de civilizaciones antiguas eclipsadas por nuevos proyectos de construcción; iglesias católicas, griegas, ortodoxas, romanas, y sobre todo maronitas, al lado de grandes mezquitas; centros comerciales nuevos que se levantan sobre edificios prácticamente destruidos durante las últimas guerras. Esta mezcolanza arquitectural  que busca una cierta homogeneidad urbana también está presente en el carácter de la gente.

“Es un pueblo que ha sobrevivido a muchas guerras y que quiere vivir el momento presente”. Cómo me lo han dicho varios extranjeros residentes en este país, que tratan de analizar el comportamiento de los libaneses. Desgraciadamente en muchos jóvenes impera la apariencia (el tener) sobre el ser. Tener un gran carro, comprar ropa de marca, mostrar que se “es alguien” por lo que uno lleva puesto. La muchacha extranjera que hace el aseo en la casa donde me hospedo me comentaba que para muchos libaneses es degradante hacer trabajos como el suyo y prefieren mejor no trabajar. También hay un gran acoso sexual a la mujer en una sociedad fundamentalmente machista. Sin embargo a pesar de esos aspectos negativos –que buscan con dificultad como el adolescente adquirir su propia identidad– hay elementos muy ricos y prometedores en una buena parte de la población, como le he constatado el día de hoy en la misa de acción de gracias en honor a San José, patrono de la Universidad jesuita en la que por ahora colaboraré durante dos semanas. Un curso sobre pensadores judíos a una comunidad árabe (dónde habrá cristianos pero también musulmanes), que por cuestiones políticas están en guerra desde hace tiempo. Que Dios me permita aportar algo de luz a esta guerra y odio entre hermanos.

Beirut, Líbano, 19 de Marzo de 2012

Anuncios

One thought on “Pensamiento judío en un país árabe

  1. Hola Paco, que gusto me da saber que estás en el Líbano.
    Disfrutalo y sigue con muchas ganas en esto que te encantará.
    Ya nos platicarás a tu regreso.
    Yo me voy con mis hijas a la visita del papa Benedicto XVI a Silao, a
    Escuchar la misa y su mensaje. Estoy muy emocionada porque mis hijas me acompañan (las tres), y espero que lo que sientan ese día, las ayude en su vida.
    Deseo que te vaya muy bien y que Dios te acompañe y que regreses con bien.
    Saludos! Sara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s