Yo soy 132. La movilidad estudiantil en México

22. “Yo soy 132”

La movilidad estudiantil en México

 

El pasado viernes 11 de Mayo el candidato del PRI a la presidencia de la república, Enrique Peña Nieto, se presentó en la Universidad Iberoamericana ciudad de México dentro de su gira electoral previa a las próximas elecciones. Ni él ni su equipo de trabajo se imaginaron en esos momentos las reacciones de protesta que la mayoría de los jóvenes universitarios manifestaron ese día en contra suya, de Televisa y del PRI. Un día crítico que no culminó allí, sino que encendió la mecha a futuras marchas y movimientos nacionales dirigidos por universitarios, en busca de mayor democracia y justicia en nuestro país.

El movimiento ahora nacional ha tomado su nombre en referencia al video que subieron en youtube estudiantes de la Ibero al día siguiente. 131 jóvenes se identificaron mostrando su credencial y número de matricula, manifestando así púbicamente que no fueron acarreados y que no fue sólo un grupito, como lo pretendía el noticiero Televisa.

Algo importante a remarcar en este movimiento es el hecho de que haya surgido en una universidad privada y católica: la Ibero. ¿Por qué? Porque normalmente estamos acostumbrados a pensar que los cambios sociales vienen de abajo, de las clases pobres, de los estudiantes que estudian en universidades públicas (ej. la UNAM) y que están más concientizados políticamente. Por lo tanto el hecho de que haya surgido en la Ibero –una universidad considerada “fresa”, en donde se piensa que los que estudian allí son “niños y niñas bien” cuya principal preocupación son los antros y donde pasar sus próximas vacaciones– ha sido una  sorpresa para muchos.

Esto nos muestra dos cosas. Primero el trabajo de concientización social que han realizado los jesuitas. Una congregación que admiro y que aprecio por la labor social que han realizado en varias partes del mundo. En el Salvador recuerdo la muerte de los 6 padres jesuitas, profesores de la UCA (equivalente de la Ibero en Centro América), asesinados en 1989 por denunciar las injusticias en ese país, por citar un ejemplo. Segundo, ese acontecimiento nos habla del malestar generalizado que tienen los jóvenes –ricos, pobres, estudiantes, no-estudiantes, empleados y desempleados, los así llamados “ninis” (ni estudian, ni trabajan)– ante la situación actual que vive nuestro país. Ese grito de rebeldía lleva en su voz el eco de millones y millones de mexicanos que, como dice el poeta católico Javier Sicila, “ya estamos hasta la madre”.

Un grito de protesta contra Enrique Peña Nieto, contra el PRI y contra Televisa, porque representan la dictadura del poder político y económico para mantener subyugado y en la miseria económica, social y cultural al pueblo mexicano.

El día de hoy es la fiesta de Pentecostés, la llegada del Espíritu Santo sobre los apóstoles para llenarlos de valor y hacerlos salir de sus temores e inseguridades. Gracias amado Señor por los jóvenes que están saliendo a las calles a protestar, por los que se están organizando a través de twitter, porque a través de ellos nos haces sentir el soplo de Dios en el mundo y mantienes viva la esperanza de que una humanidad nueva sí es posible. Un movimiento que necesitamos apoyar.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México, 27 de Mayo de 2012

Anuncios

3 thoughts on “Yo soy 132. La movilidad estudiantil en México

  1. Totalmente de acuerdo Doctor!, es interesante ver, como estas iniciativas son organizadas por la juventud cansada de lo mismo y con deseos de cambios profundos en los sistemas y estructuras semitotalitarias que rigen nuestro pais, que ademas, veo con buenos ojos como un inicio de conciencia, sin embargo, honestamente, es difícil ver un tinte neutral y meramente ciudadano en estos movimientos tal y como los participantes predican. Se puede encontrar cierta tendencia hacia un lado de la balanza y no es precisamente hacia el centro para equilibrarla. Me pregunto si se corre el riesgo de caer en el radicalismo silencioso, izquierdismo anónimo, donde nos declaramos “apartidistas” pero definitivamente no se apoya a la derecha, ni al centro sino que se vanagloria la “izquierda” involuntariamente, aunque se “deslinden” en teoría de ella.

    Sucedió aquí en Gudalajara, mucho antes de esto, el caso de los estudiantes del ITESO (también Jesuitas) se manifestaron en contra de Aristoteles Sandoval, un candidato Priista a la gobernatura de Jalisco, exactamente por las mismas razones, en una de sus visitas de campaña a dicha universidad. Pero se manifiestan igual contra todo candidato/institución, excepto por su favorito, incluso la iglesia católica, a la que pagan sus estudios (qué irónico), incluso llegando al anticlericalismo.

    Mas que llenarme de orgullo pulcro, esto, me llena de cierta incertidumbre, el hecho de tener tantos jóvenes de toda clase social, credo y sexo (me incluyo), que nos es fácil criticar, nos es fácil exigir derechos, nos es fácil exigir libertades, viejas y nuevas, pero a costa de renunciar casi totalmente a las responsabilidades y obligaciones que estas situaciones implican, como el hecho del no proponer nuevas cosas viables y estructuradas a la par de la critica y de la autocritica, cayendo en el vació de contenido, poniendo el peso de la responsabilidad social y obligación de soluciones, prácticamente sobre el gobierno (o instituciones) como autoridad, no como órgano de representatividad social.

    Es decir, la mayoría encontró, que el gobierno y sus instituciones asociadas son el problema, pero quieren encontrar en el problema, la solución, siendo que la solución no nace del tronco, sino de la raíz, que somos nosotros los ciudadanos y la unidad funcional, la familia, y no precisamente en la protesta sino desde la mas mínima actitud cívica.

    Saludos Doctor!, un fuerte abrazo y de nuevo muchas gracias, es un enorme gusto leer sus reflexiones llenas de razón que concientizan e informan, pero sobre todo, forman.

    1. Gracias por el comentario. Efectivamente hay un riesgo de manipulación en este movimiento estudiantil. Sin embargo si los jovenes buscan ser libres, ser los portavoces de la población en general, y no dejarse manipular por intereses particulares, creo que se puede vislumbrar un buen futuro en esta iniciativa. Un abrazo.

  2. Anexo el comentario de un sacerdote jesuita sobre lo sucedido en la Ibero, ese día negro para EPN y de mucha luz para otros.

    YO SOY 132: ROMPIENDO EL CERCO INFORMATIVO
    Las protestas de los universitarios de la IBERO ante la presencia de Peña Nieto ha derivado en un movimiento estudiantil que pretende romper el cerco informativo establecido por las principales cadenas de televisión y los diarios de la Organización Editorial Mexicana (OEM). Se pretende informar a la ciudadanía de la parcialidad que existe en los medios de comunicación más importantes del país y dar a conocer la corrupción que habita en el actual sistema político. Ellos demandan democratizar los medios de comunicación para tener una ciudadanía bien informada sobre los principales problemas del país y los distintos proyectos de nación que ofrecen los candidatos.¿Qué pasó el viernes 11 de mayo en la IBERO? Las torpezas de Peña Nieto y su equipo de campaña degeneró en una inconformidad de los estudiantes que vino a develar que no existe esa renovación del PRI que tanto se nos ha querido vender en los medios de comunicación. Ese día quedó en evidencia las prácticas del viejo PRI: acarreo, compra de votos, autoritarismo, ineptitud, manipulación de la información, control de los medios de comunicación, etc. La marea roja que venía ganando terreno desde las elecciones federales del 2009 se topó con una ciudadanía crítica e intolerante al engaño.Según el testimonio de los universitarios de la IBERO son cinco los acontecimientos que generan el enojo antes de la aparición de Peña Nieto en el Foro Bueno Ciudadano: 1) la llegada de estudiantes ajenos a la universidad con propaganda de Peña Nieto que ingresan al auditorio ocupando las primeras filas, 2) los agentes de seguridad del candidato se colocan en la entrada el auditorio para quitar los carteles que llevaban los jóvenes, 3) la presencia de un hombre de traje negro que ofrece 250 pesos para no hacer preguntas críticas al candidato, 4) Las fotos que tomaba el estado mayor presidencial a quienes gritaban o portaban alguna consigna, y 5) La presencia de una dirigente del PRI que coordinaba a los seguidores de Peña Nieto para invisibilizar las protestas. En la ponencia de Peña Nieto los estudiantes van descubriendo a un hombre soberbio, que llega a decir “no pasa nada si no los convenzo”, un candidato que responde superficialmente las preguntas, y que utiliza discursos prefabricados. Pero la gota que derramó el vaso fueron sus declaraciones sobre Atenco al final del Foro, donde Peña Nieto asume la responsabilidad de las violaciones a los derechos humanos que se dieron en ese acontecimiento: dos muertos (Alexis Benhumea y Javier Cortéz Santiago), 253 personas detenidas brutalmente y 47 mujeres violadas por los policías del Estado de México. Esto desató entre los jóvenes una indignación se expresó con el grito de ¡Fuera! ¡La IBERO no te quiere! ¡Atenco no se olvida! A tal grado que suspendió la entrevista en la Radio IBERO y salió de emergencia de la universidad. El dirigente del Partido Verde Ecologista y el Partido Revolucionario Institucional adelantan la interpretación de los hechos para decir cuatro cosas: fue un grupo pequeño, no eran universitarios de la IBERO, que eran seguidores de López Obrador y que era necesario investigarlos para castigarlos. Lo cual generó mayor indignación entre los estudiantes de la IBERO y por medio de las redes sociales logran armar un video para desmentir las acusaciones: 131 alumnos responden. La publicación de la noticia con el titular “Éxito de Peña en la IBERO pese a intento orquestado de boicot” en la cadena de periódicos más grande del país (OEM) generó mayor indignación entre los universitarios que dieron seguimiento a estos acontecimientos. Un hecho que develó el control de los medios de comunicación en el país y mostró la prácticas del PRI del siglo pasado. Hoy gracias a las redes electrónicas se pudo conocer esta manipulación y desatar el enojo popular ante un PRI que no se quiere en la presidencia. Los gritos de ¡Fuera! ¡La IBERO no te quiere! Resonaron en el corazón de muchos ciudadanos que saben que el país se está destrozando por la corrupción y la ambición de poder. Esos gritos se conectaron con el deseo de justicia, el deseo de libertad, el deseo de recuperar la paz del país. Las simpatías que ha despertado está siendo un catalizador de la inconformidad ante la política tradicional que termina beneficiando a unos cuantos. Fuera la ambición de poder, fuera la imagen que engaña, fuera la soberbia que no escucha.El movimiento “Yo soy 132” puede ser ocasión de sembrar en los jóvenes el deseo de una nueva manera de hacer política. Más allá de las contiendas electorales, la chispa que se ha encendido es una buena ocasión para articular esfuerzos y crear redes que permitan conspirar a favor de una Nación herida. La situación del país necesita de políticos decididos a realizar los cambios culturales que reviertan la espiral de violencia en que nos hemos hundido. Necesitamos mirar al pasado para recuperar la sabiduría de nuestros pueblos indígenas y mirar al futuro para imaginar el México que nuestro corazón reclama. La gran tarea de la política es reconstruir el tejido social, y ahí la energía y la creatividad de los jóvenes tienen mucho que aportar.

    P. Jorge Atilano González Candia sj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s