El triunfo del PRI Una Iglesia que no ha sabido hacer bien su trabajo

27c. El triunfo del PRI
Una Iglesia que no ha sabido hacer bien su trabajo

(3ª parte)

Enrique Peña Nieto ha sido elegido para ser el próximo presidente de México. Un hombre que se ha caracterizado por solapar la impunidad, la injusticia y la corrupción. ¿Cuál ha sido el papel de la Iglesia católica en este triunfo político? La Iglesia no es neutra y me parece que ha jugado un papel importante en este regreso del PRI a la presidencia. Esto de manera directa mediante apoyos concretos que ella ha recibido, pero también indirectamente a través de su silencio.

Directamente. Algunos miembros de la Iglesia jerárquica han sido beneficiados sea por Enrique Peña Nieto o por algún otro miembro del PRI. Catedrales (pienso en Ecatepec) que se han construido gracias al apoyo del gobierno estatal. Obispos a quienes basta con hacer una simple llamada telefónica para disponer del helicóptero del gobernador. Ayudas para la construcción de seminarios, parroquias, capillas, etc. Me parece que este es un tema difícil. ¿Debe el gobierno sí o no ayudar a la Iglesia? Yo cuando era joven sacerdote solicité ayuda (cemento) para la construcción de un proyecto social en la zona tan pobre en que yo trabajaba. Sin embargo no hay que venderse. Es difícil mantener la libertad y el espíritu crítico cuando se reciben ayudas de los que tienen el poder. Peña Nieto jugó de manera muy astuta su relación con la jerarquía de la Iglesia. No es de extrañar que la anulación del matrimonio de la Sra. Angélica Rivero haya llegado tan pronto, para que ellos se pudieran casar antes de competir para la Presidencia.

No hemos formado bien a los laicos ni hemos sabido despertar en ellos el “hambre y sed de justicia” que son parte esencial del cristianismo.

Indirectamente. Me parece que la Iglesia no ha sabido realizar la labor profética que le corresponde, a excepción de unas raras excepciones, pienso en particular en el P. Alejandro Solalinde; en el poeta Javier Sicilia; en el obispo Raúl Vera; en Athié Gallo, y ahora; en el movimiento de jóvenes: “#Yo soy 132”, surgido de una universidad católica. Sin embargo en su gran mayoría vivimos en una Iglesia que con su silencio se ha vuelto cómplice del clima de deterioro político que ahora vivimos. No hemos formado bien a los laicos ni hemos sabido despertar en ellos el “hambre y sed de justicia” que son parte esencial del cristianismo. Los sacerdotes somos criticados por escándalos sexuales, o por aburguesamiento, pero rara vez por predicar los valores evangélicos.

La Iglesia católica en México todavía es mayoritaria. Sin embargo es una Iglesia conservadora y burguesa que no ha sabido acompañar a su pueblo ni cuidar de él; como el buen pastor que es capaz de dar la propia vida por sus ovejas cuando ve venir al lobo.

Necesitamos una renovación en la Iglesia, menos timidez y más osadía evangélica. Ya lo decía el Maestro: “Yo los envío como ovejas en medio de lobos. Sean astutos como las serpientes y sencillos como las palomas”. (Mt. 10, 16).

Tlalpan, 2 de Julio de 2012

Anuncios

One thought on “El triunfo del PRI Una Iglesia que no ha sabido hacer bien su trabajo

  1. Es triste ver que como pueblo dejamos mucho a la “suerte” el destino de nuestra sociedad y sus gobernantes. A pesar de que quienes se dicen organizadores de las elecciones (IFE), piensan que fue una jornada “excepcional”, con un 63% de participación. 63% de 100%, es como sacarse un 6 en lugar de 10, de “panzazo” . Ese 37% es la diferencia pa ra llegar a ser un pueblo excepcional. Aun nos falta mucho por aprender a ser un pueblo excepcional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s