Regreso a clases

34. Regreso a clases

Este lunes 20 de Agosto han regresado a clases más de 25 millones de estudiantes y de 1.2 millones de maestros, según lo informó la Secretaría de educación Púbica (SEP). Todo un esfuerzo considerable por parte del gobierno, de instituciones privadas y de familias, para que niños y jóvenes puedan recibir educación y cultura.

La educación es uno de los pilares fundamentales del desarrollo humano. Un país sin un buen nivel educativo no sólo es germen de vicios, de violencia y de desempleo; sino que también ocasiona que el pueblo sea fácilmente manipulable por la élite política y económica que controla a un país.

¿En México cómo andamos en cuestión de educación? Andamos muy mal. Muy por debajo de estándares mundiales en materia de educación. A nivel general, tanto nuestros alumnos como nuestros profesores no cumplen por lo menos con la media a nivel mundial. ¿Qué es lo que ha sucedido? ¿No tenemos personas competentes en México? Claro que sí. Sin embargo la educación en México se ha politizado. Los líderes de la educación en México (sindícales y políticos) no están por méritos académicos o por su amor a la educación en el país, sino por su amor al dinero y al poder.

Un país ignorante es fácilmente manipulable. Bienvenidas sean pues las telenovelas que idiotizan a la gente; los grupos musicales que hacen la apología de los narcos; la proliferación de antros; la promoción de vicios, de sexo y de placer.

El hambre de estudiar no debe venir por adquirir un coche de lujo, o por tener la mejor oficina, sino por la búsqueda de justicia social.

Una buena educación debe ser integral y con una perspectiva de justicia social. No basta con sacar 10 en los exámenes (en México se ponen calificaciones muy altas, fácilmente saca uno 10. En Francia, donde estudié por más de 11 años, las calificaciones son muy bajas, como para demostrar que aún falta mucho por aprender.), sino que hay que saber aplicar los estudios a la vida. Puede uno ser un “cerebrito” en matemáticas, o en química por ejemplo, pero ser un pedante y engreído en el trato humano. También los estudios deben estar abiertos a una perspectiva social. No basta con que yo haya terminado mi carrera, si hay 10 atrás de mí que no lo pudieron hacer. Poder estudiar es adquirir una deuda con la sociedad (incluso, o sobre todo, si se estudió en escuela de paga). Si ahora soy doctor, ingeniero o licenciado, no es para enriquecerme y tratar a los otros como mis sirvientes. Sino para servir mejor a mis hermanos.

Hay varios estudiantes de escuelas católicas ricas que participando a campos de misión durante la Semana Santa ven una realidad que ellos desconocían. Si ellos sufrían porque no tenían la última Ipad se dan cuenta de que hay estudiantes de su edad que no tienen ni profesores ni mucho menos cuadernos. El hambre de estudiar no debe venir por adquirir un coche de lujo, o por tener la mejor oficina, sino por la búsqueda de justicia social.

Yo vengo de una familia pobre. Mi colonia se situaba a la periferia de una zona rica (Satélite), y recuerdo que cuando iba camino a la primaria yo me preguntaba: “¿Por qué habremos tantos pobres y tan pocos ricos?” Yo a los 10 u 11 años de edad no había leído nada de Marx o del Che Guevara, tampoco sabía que en la Biblia hay una exigencia de justicia; sin embargo ya a esa edad me decía que el mundo estaba mal equilibrado. En aquel tiempo pensaba que para poder sobresalir en mi colonia y en la sociedad tenía yo que estudiar. El hambre de los estudios me vino del hambre de justicia social. Por aquel tiempo pensaba yo que en el futuro podría ser arquitecto o tal vez doctor, y que trataría de ser de los mejores. Sin embargo pasó el tiempo y ahora soy sacerdote y profesor. Ojalá que el hambre y la sed de justicia sigan animando mi vida, porque es un hambre que nos acerca a Dios. Feliz regreso a clases.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México, 20 de Agosto 2012.

Anuncios

2 thoughts on “Regreso a clases

  1. Es usted un excelente profesor y pastor de almas querido maestro.
    Su enseñanza es importantisima para construir la tan anhelada justicia social.
    Un abrazo fraterno.

    Rafa
    Doctorado en humanidades.
    Universidad Anáhuac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s