Agustín de Hipona, El enamorado de Dios

35. Agustín de Hipona
El enamorado de Dios

El 28 de Agosto celebramos la fiesta del gran San Agustín, uno de mis santos predilectos. Un día antes, el 27 es la fiesta de su mamá: Mónica. Madre e hijo santos. Lo que me gusta de Agustín es que es muy humano, “humano, demasiado humano”, como diría Nietzsche aunque en otro contexto. Facundo Cabral en uno de sus conciertos decía: “Es increíble que los jóvenes de hoy en día conozcan detalles de la vida íntima de Madona y no sepan quién diablos fue San Agustín. Es decir que su mundo es muy reducido y raquítico.”

En lo particular me identifico mucho con Agustín por varias razones: la búsqueda de la verdad; la debilidad humana; el apego a la madre y; el deseo de buscar a Dios. En el siglo XII –en plena Edad media– Francisco de Asís entrega la ropa que lleva puesta a su padre y se queda desnudo. Cubierto sólo de libertad y enamorado de la pobreza buscará restaurar la Iglesia que amenazaba con caerse. Por otra parte en el siglo IV –a inicios de la Edad media– Agustín se desnuda igualmente, pero a través de su pluma, escribiendo su autobiografía espiritual conocida como Las Confesiones.

Las Confesiones constan de 12 libros. En los 9 primeros cuenta su vida: desde su infancia hasta su conversión, su bautismo y la muerte de Mónica; en el libro decimo analiza el estado de su alma al momento de escribir su texto (Este libro ha sido estudiado por grandes fenomenólogos, entre ellos Martin Heidegger); finalmente en los últimos dos libros analiza el primer versículo de la Biblia (Gen.1,1), dando a entender que se trata en él de una nueva creación.

La Iglesia durante muchos siglos se inspiró del pensamiento filosófico-teológico de Agustín en la formación sacerdotal hasta que llegó Tomás de Aquino. Este último vino de cierta manera a “eclipsar” el pensamiento del africano (no hay que olvidar que Agustín nació en Tagaste, actualmente Argelia). Los dos son grandes filósofos y teólogos. Sin embargo me siento más identificado con la humanidad que expresa Agustín, quien escribe no sólo desde el intelecto sino también desde la carne.

Las Confesiones una lectura que recomiendo para buscar reconciliarnos con nosotros mismos, con nuestros hermanos y con Dios

En los tiempos actuales que vive la Iglesia me parece que necesitamos de una Iglesia más misericordiosa y menos prepotente. Más humilde y menos triunfalista. Pastores que escriban para ayudar a levantar a la oveja caída y no para condenarla o alejarla aún más de la misericordia de Dios. En el año 397 Agustín comenzaba su autobiografía escribiendo: “Grande eres Señor y muy digno de alabanza … Y quiere alabarte un hombre, parte insignificante de tu creación, y un hombre que lleva por doquier su mortalidad, el testimonio de su pecado.” (I,1).El libro de Agustín es un texto escrito desde la debilidad humana para animar a los hombres a acercarse a Dios, no para alejarlos. “¿A quién cuento yo estas cosas? No te las cuento a ti, Dios mío, sino que en tu presencia las cuento a mi linaje, al linaje humano, a la pequeña porción que pueda caer sobre este escrito mío. ¿Y por qué lo hago? Evidentemente para que yo y todo el que lo leyere consideremos desde qué abismo hay que aclamar a ti.” (II,3)

Las Confesiones una lectura que recomiendo para buscar reconciliarnos con nosotros mismos, con nuestros hermanos y con Dios. Un texto que nos muestra otra cara de la Iglesia: más misericordiosa, más humana, más real. Y también que despierta en nosotros el hambre y la sed de Dios: “¡Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y he aquí que estabas dentro y yo fuera, y fuera te buscaba yo, y sobre esas cosas hermosas que has hecho, me precipitaba carente de hermosura. Estabas tú conmigo y no estaba yo contigo.” (X, 27)

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México, 27 de Agosto de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s