Santificado sea tu nombre (Reflexión sobre el Padre nuestro)

45. Santificado sea tu nombre

(Reflexión sobre el Padre nuestro)

En esta frase encontramos dos palabras que tienen que ver con la esencia misma de Dios: su santidad y su nombre. ¿Por qué decimos en el Padre nuestro: “santificado sea tu nombre”? Estas dos palabras, que se encuentran casi al inicio del Padre nuestro, son para sepamos a quién le estamos hablando en nuestra oración. Es decir nos revelan “algo” –aunque sea un poco– de la identidad divina.

“Santificado” viene de santo. Es importante recordar que nosotros como católicos tenemos tendencia a entender la palabra santo como “unión”, en el sentido de estar unidos con Dios; en cambio para nuestros hermanos judíos la palabra santo (Qadosh) significa “separación”. En el judaísmo se hace la diferencia entre lo sagrado y lo profano. Es muy importante que sepamos hacer la diferencia entre el mundo sagrado (donde Dios se manifiesta) y el mundo profano (que es donde estamos acostumbrados a vivir). A Dios no debemos confundirlo con las personas, animales, o cosas, que nos rodean, con lo profano. Dios es Santo significa que es diferente de cualquier persona u objeto que yo pueda ver, pensar o imaginar. Dios es más grande de todo aquello que yo pueda  pensar (San Anselmo). Separación en este sentido no significa que Dios sea indiferente o alejado de los hombres, sino que es “especial”, “único”, “diferente”. Él es el Creador y yo tan sólo una de sus innumerables criaturas. Una de las grandes tentaciones del ser humano es querernos “igualar” con Dios; quererlo hacer a “nuestra semejanza”. La serpiente le dijo a Adán y Eva: “ustedes serán como dioses” (Gn 3, 5). Por su parte Nietzsche decía: “Si Dios existiera yo no soportaría no ser Dios”. Decir que “su nombre es Santo”, al inicio del Padre nuestro, es recordar que estamos hablando no con una criatura semejante a nosotros sino con el Creador de todo cuanto existe. La primera búsqueda de santidad consiste en reconocer esta separación constitutiva entre Él y yo. Hay que saber cortar “el cordón umbilical” de todos nuestros prejuicios sobre Dios, para poder relacionarnos sanamente/santamente con Él.

Decir que el nombre de Dios es santo es decir que no se confunde con ningún otro nombre profano que podamos mencionar, ya que Él es único.

“sea tu nombre”. Nombrar a alguien o algo es de cierta manera conocerlo. El nombre de Dios es el único que escapa al conocimiento humano. En este sentido es interesante recordar que la historia de nuestra fe comienza con Abraham, Isaac y Jacob. Los patriarcas siguen a un Dios invisible (una voz) del que no saben ni siquiera su nombre. Es hasta el libro del Éxodo –cuando los israelitas ya se han multiplicado en Egipto– que Dios revela su nombre (casi a regañadientes) porque Moisés se lo pide: “Si los hijos de Israel me preguntan ¿cuál es tu nombre? ¿qué les respondo?” Y el Señor le contesta: “Yo soy: Yo soy” (Ex 3, 13-14). El filósofo judío Herman Cohen –aún antes de que otro filósofo, Martin Heidegger, nos hablara de la diferencia entre el ser y Dios– nos explica la diferencia entre el Ser de Dios y el ser de las cosas (ontología). Decir que el nombre de Dios es santo es decir que no se confunde con ningún otro nombre profano que podamos mencionar, ya que Él es único.

Oración: “Oh Señor, ayúdame a dirigirme a ti no sólo con amor sino también con respeto. Que las palabras “santificado sea tu nombre” me recuerden lo grande y majestuoso que eres. Y que sin embargo tu santidad no sea para mí causa de miedo sino de deseos de buscarte.” Amén.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México, a 4 de Noviembre de 2012

Anuncios

2 thoughts on “Santificado sea tu nombre (Reflexión sobre el Padre nuestro)

  1. Excelente reflexión, que como todas las que nos regala me mantiene en el interés por acrecentar mi fe, muchas gracias Padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s