Venga a nosotros tu Reino (Reflexión sobre el Padre nuestro, en el año de la fe)

46. Venga a nosotros tu Reino

(Reflexión sobre el Padre nuestro, en el año de la fe)

El “Reino de Dios” constituye el centro de la predicación de Jesucristo: “Busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura.” (Mt 6, 33). Podemos decir que toda la predicación de Jesús, sus milagros y sus enseñanzas, tuvieron un sólo objetivo: el Reino de Dios. Inaugurarlo y anunciarlo. ¿Pero qué es el Reino de Dios?

En nuestros días la mayor parte de sistemas políticos son democráticos, en tiempos de Jesús eran monarquías. Roma era el impero que controlaba la economía, la política, la cultura, en fin, la vida misma de las provincias conquistadas. El pueblo de Israel –de donde era originario Jesús– anhelaba poder “vivir de otra manera”. Jesucristo inscribe su enseñanza en los deseos más profundos de sus conciudadanos: la consolidación de un reino de justicia y de paz.

Sin embargo el Reino que Jesús anuncia e inaugura no es un reino nacionalista (sólo para los judíos), ni se adquiere mediante la violencia (por la guerra); sino que es un “extraño Reino” que Jesús se esfuerza por hacernos entender. “¿Con qué compararé el Reino de Dios?” se preguntaba Jesús en su afán pedagógico para que entendiéramos “su proyecto”. Ante todo hay que decir que se trata de un proyecto político (social) pero también de una vivencia personal (individual).

Proyecto político: Es un proyecto social que retoma el ideal mesiánico del Antiguo Testamento. El día en que “el lobo pastará junto con el cordero y el león comerá paja como el buey”  (Is 65, 25); el día en que “de las espadas se forjarán arados y de las lanzas podaderas” (Is 2, 4). Es decir el día en que habrá paz y justicia en la faz de la tierra; el día en que todos los habitantes del planeta nos reconoceremos como hermanos; el día en que ya no habrá más pobreza, ni hambre, ni guerra en el mundo. ¿Es esto un sueño? ¿Una utopía irrealizable? No, es tan sólo lo que Jesús entendía por el Reino de Dios. Es el proyecto social que Jesús tiene para el mundo.

Vivencia personal: En cada generación, en cada persona que nace, se tiene la posibilidad de comenzar con el Reino. No hay que esperarse al fin del mundo para ver realizado ese Reino. Yo mismo –aquí y ahora– con mi actitud de compromiso ante el mundo puedo experimentar la alegría de ser constructor del Reino. El Reino comienza con pequeños gestos de bondad, como una semillita de mostaza que crece y que contagia a otros en la construcción de un mundo más fraterno.

Oración: “Señor quiero ser constructor de tu Reino. Quiero colaborar contigo en la creación de un mundo más justo y más humano. Ayúdame a dejar a un lado todos los gestos y actitudes egoístas que me alejan del proyecto de vida que tienes pensado para mí y mis hermanos.” Amén.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México, a 11 de Noviembre de 2012

 

 

Anuncios

2 thoughts on “Venga a nosotros tu Reino (Reflexión sobre el Padre nuestro, en el año de la fe)

  1. Me encanta su socialismo padre jeje, creo que Jesús se pudiera sentir identificado con un sistema político que muchos tacharían de marxista o comunista. No se si esóy equivocado, pero pienso que en realidad el querer el bien de los demás, es algo que el cristianismo ha compartido junto con otros sistemas politicos, pero que en el ideal de Jesús, representaba la perfección. La meta como dice su oración es alcanzar ese ideal y que se construya día a día desde nuestra trinchera.
    Le dejo una frase atribuída al Dr. Beslisario Domínguez que dice: “que cada mexicano cumpla con su deber y la patria estará salvada” la cual aspira (en pequeño porque solo lo aplica a México) a un mundo en que todos hagamos nuestro trabajo para vivir mejor como hermanos.

    Rafa.
    Doctorado en humanidades.
    Anahuac Norte.

    1. En efecto varios han hablado de las primeras comunidades cristianas como de una especie de “socialismo primitivo”. No se trata del comunismo autoritario y grotesco del siglo XX, sino de una forma de vida colectiva, basada en el amor y la justicia. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s