50. En el perdón de los pecados (Comentario al Credo)

Posted on Actualizado enn

50. En el perdón de los pecados

Creer en el perdón de los pecados es aceptar una de las riquezas más grandes que tiene la Iglesia: la reconciliación. Es el volver a encontrar la paz con Dios, con nosotros mismos y con los demás. Es importante recordar que el pecado está unido a nuestra fragilidad humana. Nadie está exento de caer en lo que la Iglesia llama “pecado”. ¿Qué es el pecado? Es una falta, un error que cometemos ante los hombres y ante Dios, y que es necesario reparar mediante el perdón.

Hemos sido creados por Dios para estar en relación con nuestros hermanos. Esta es nuestra finalidad última en la existencia: buscar una convivencia fraterna con los demás mediante la justicia y el amor. Sin embargo la fraternidad no es evidente ya que implica renunciar al egoísmo que sólo sabe decir “yo soy”. El aprender a decir “tú eres”, es un camino difícil en el cual nos jugamos el sentido de nuestra existencia.

Nacemos egoístas, sólo pensamos en nosotros mismos, como vientres hambrientos que buscan satisfacer todos sus gustos, caprichos y deseos. El niño tiene que ir aprendiendo a compartir (sus juguetes, tiempo, bienes, etc.) con los demás para poder madurar. El pecado es sinónimo del egoísmo. Es buscar que las personas y las cosas estén a mi servicio. Todos de cierta manera pecamos en este proceso de humanización, algunos más que otros, nadie tiene las manos limpias ni puede tirar la primer piedra a los demás.

El reconocerme pecador es el primer paso para salir del egoísmo. El gran rey David, tan amado por Dios y por su pueblo, cometió un gran pecado al enamorarse de una mujer casada (Betsabé), y mandar matar al esposo de ésta para poder quedarse con ella. El profeta Natán le ayudó a reconocer su pecado y ese fue el primer gran paso que dio David para transformar su vida, para reconciliarse con Dios y reencontrar la paz. A él le debemos el hermoso Salmo 50 que describe el sentir de un alma que reconoce su culpa y clama el perdón de su Señor.

El pecado nos mancha, nos hiere, nos atormenta, nos va matando poco a poco a veces sin darnos cuenta (o más bien sin querer darnos cuenta). Es importante por lo tanto pedirle a Dios nos de una conciencia recta que nos permita juzgar nuestros actos cotidianamente. El sacramento de la reconciliación es la posibilidad de sanarnos de nuestra herida, de limpiarnos, de volver a nacer. Todo pecado es social, nadie peca sólo, ya que siempre están involucrados los demás. Por lo tanto Dios ha querido que su perdón que es vertical (Divino) pase por la horizontalidad (humana). Es más fácil y cómodo pedirle perdón a Dios “directamente” en la soledad de nuestra habitación. Sin embargo Jesús ha dejado a sus discípulos esta importante misión: perdonar los pecados. El sacerdote (representante divino y social) permite ese vínculo necesario para conseguir nuevamente la paz. Ahora bien, para que la reconciliación con Dios sea efectiva y verdadera, primero debo estar dispuesto a pedir perdón y reconciliarme con mis hermanos que he ofendido.

Oración: Dame Señor una conciencia clara y honesta que me ayude a reconocer mis faltas y no esconderlas. Ayúdame a ser misericordioso con mis hermanos que han caído, a no juzgarlos y criticarlos severamente, sino ayudarlos a levantarse. Dame la fuerza necesaria para perdonar a quienes me hayan ofendido, porque sólo así, podrás Tú mismo perdonar mis faltas. Amén.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México, a 16 de Enero de 2013

5 comentarios sobre “50. En el perdón de los pecados (Comentario al Credo)

    Dolores Fernandez escribió:
    16 diciembre, 2013 en 17:09

    Perdon, ¿es un error? “dice que no permita juzgar”. creo que debe decir “nos” permita juzgar nuestros actos….
    Muy interesante el articulo…estoy releyendolo,

      franciscoxaviersanchez respondido:
      16 diciembre, 2013 en 20:06

      Hola Dolores, muchas gracias por la aclaración. Efectivamente debe decir “una conciencia recta que nos permita juzgar nuestros actos”. Gracias por sus comentarios. Saludos

    SIL escribió:
    21 diciembre, 2013 en 22:19

    Padre Francisco me interesa el artículo “Divorciados vueltos a casar” cuando Ud. lo tenga me lo puede enviar?.
    Necesito de sus palabras .Conocí a una persona que tramitó su nulidad matrimonial. y me mostró la última la carta Episcopal , pero necesito que me explique con simples palabras cuando dice :Fallamos: grave defecto de discreción de juicio acerca de los derechos y deberes de matrimonio que mutuamente se han de dar y aceptar, por parte del actor(can.1095,2):AFIRMATIVAMENTE
    Nota: el actor para acceder a nuevas nupcias deberá ser autorizada por el Ordinario del lugar quien deberá asegurarse que posee la capacidad psicológica necesaria y que contraerá matrimonio estando plenamente el acuerdo con las leyes de la iglesia. Quiero tomar buenas decisiones. Muchas gracias . Bendiciones

      franciscoxaviersanchez respondido:
      2 enero, 2014 en 23:07

      Hola, disculpe ud. que no le haya contestado antes. En estos últimos días de Diciembre tuve mucho trabajo. Haga favor de escribirme a mi correo electrónico: franciscoxaviersanchez@gmail.com porque no entendí bien su pregunta. ¿Le fue aceptada a esta persona su petición de nulidad matrimonial? Parece ser que sí y que el argumento es defecto de discreción de juicio. Si el actor (a quien se le anuló su matrimonio) desea casarse por la Iglesia tiene que presentar el documento de su anulación. Si desea darme más información me puede escribir a mi correo. Saludos

    SIL escribió:
    23 diciembre, 2013 en 00:06

    PADRE PORQUE NO CONTESTA A MI INQUIETUD. GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s