52. Infeliz navidad la de la sociedad consumista o el regreso del rey Midas

Posted on Actualizado enn

52. Infeliz navidad la de la sociedad consumista

o el regreso del rey Midas

La mitología griega nos cuenta la historia del rey Midas. Una historia narrada hace siglos por los griegos para ayudarnos a reflexionar sobre la codicia y la ambición humana. Una historia que ilustra bien el drama de la sociedad neoliberal y consumista contemporánea. Una sociedad que piensa que celebrar la navidad consiste en transformar en oro todo lo que se toque, incluso la navidad.

Vivimos en la época de los grandes reyes midas del mundo. Midas que ahora se han multiplicado y que se encuentran prácticamente en todas partes del mundo. Desde los grandes, como Carlos Slim y que aparecen en la Revista Forbes, hasta los pequeños, que pueden vivir al lado de nuestra casa, y que viajan en microbús. La idea, o más bien dicho la obsesión, en todo caso es la misma: convertir en oro todo lo que toquen. Seres humanos que son capaces de comercializar, vender y comprar TODO, porque para ellos la felicidad consiste en TENER.

Nos cuenta el mito griego que Midas era un rey que lo tenía todo, vivía en un gran castillo y tenía abundantes bienes; sin embargo no era feliz (http://www.ecosdelheroe.com/leyendas_reymidas.html) porque ambicionaba tener más. Un día el dios Dionisio (dios del vino y del desenfreno) le concedió un favor. Midas podía pedir todo lo que él deseara. Así es que sin pensarlo pidió que todo lo que él tocara se convirtiera en oro. De inmediato Dionisio le concedió ese deseo. Sin embargo la inmediata felicidad de Midas pronto se convirtió en tristeza y dolor. Ya que no solamente eran los objetos lo que él al tocar convertía en oro, sino también su mascota, sus alimentos y hasta a su propia hija. Midas recapacitó y le pidió al dios Dionisio que ya no quería vivir de esa manera, diciendo: “¿Sentiré solamente cosas frías el resto de mi vida?”. Dionisio se compadeció de él y le ordenó que se fuera a bañar al río. El contacto con el agua hizo que Midas volviera a la normalidad y que al volver a tocar las cosas éstas no se convirtieran en metal. Midas quedó pobre pero fue feliz.

Estoy convencido que muchas personas cegadas por la ambición, como Midas, cambiarían a Cristo por Dionisio. La Navidad se ha convertido en muchos casos en fiestas frívolas de derroche y consumismo, en las cuales lo único que cuenta es el bienestar personal, los demás que se “amulen”. Yo no tengo nada en contra de festejar el nacimiento de Cristo, al contrario: es un acontecimiento que debe regocijarnos. Sin embargo es un regocijo que debe llevarnos a una conversión interior. A elegir el agua de la realidad (del amor y la justicia) al espejismo del oro.

A todas las personas que lean estas líneas les deseo una Feliz Navidad. Es decir una hermosa experiencia del nacimiento de Cristo, cuando nosotros nazcamos en la vida de aquellos que necesitan de nosotros.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México, 24 de Diciembre de 2013

Un comentario sobre “52. Infeliz navidad la de la sociedad consumista o el regreso del rey Midas

    dolores fdez escribió:
    24 diciembre, 2013 en 16:29

    un abrazo para estos dias, y otro para que nos siga escribiendo todo el proximo año. Que celebre con su familia y tengan paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s