15. Praxis, misericordia y canonización de santos.

Posted on Actualizado enn

El segundo Domingo de Pascua está dedicado a reflexionar sobre la misericordia del Señor. En la primera lectura de la misa escuchamos un texto tomado del libro de los hechos de los apóstoles. En ese mismo domingo se han canonizado dos nuevos santos para la Iglesia católica, los papas Juan XXIII y Juan Pablo II.

La palabra “hechos” se dice en griego “praxis”. El quinto libro del Nuevo Testamento, escrito por San Lucas, tiene como título: Praxis de los apóstoles, es decir, actividades, hechos, trabajo realizado por los primeros apóstoles. No se llama: discursos, teorías o pensamientos, sino “hechos”. Nos cuenta San Lucas que los primeros seguidores de Cristo tenían un solo corazón y una sola alma. Que nadie pasaba necesidad, porque todos vivían unidos; compartían todo cuanto tenían, vendían sus bienes y propiedades y repartían después el dinero entre todos según sus necesidades. (Cfr. Hechos, 242-47).

Es decir que muchísimos años antes de que Karl Marx hablara, a mediados del siglo XIX, sobre la necesidad de compartir los bienes (pero para él de manera violenta ya que los ricos nunca dejarían sus propiedades), ya los primeros cristianos habían llevado a la practica una especie de “comunismo primitivo”.

La primera Iglesia, que surgió pocos años después de la predicación de Cristo, entendió muy bien que no bastaba con decir que Cristo había resucitado, si no se ayudaba concretamente a las personas pobres para que no murieran. Me parece que con el paso del tiempo, sobre todo después de que se oficializó la Iglesia y se alió al poder, se fue perdiendo el sentido material y concreto que implica la evangelización, y se fue llevando una predicación cada vez más espiritualizada y ajena a las necesidades concretas de la gente (comida, vestido, salud, educación, etc.). La Iglesia comenzó a predicarse más a ella misma que a predicar el Reino de Dios. Me parece que necesitamos volver a la vivencia evangélica de las primeras comunidades cristianas.

Hay dos nuevos santos –modelos– que nos propone la Iglesia: Juan XXIII y Juan Pablo II. ¿En qué medida estos dos papas nos ayudaron a buscar una Iglesia más evangélica a ejemplo de los primeros cristianos? Considero que si Juan XXIII buscó abrir las ventanas de la Iglesia para que entrara aire nuevo y fresco al interior de la Iglesia, Juan Pablo II fue poco a poco cerrando esas ventanas.

Todo esto de la canonización de los santos, corresponde a un “modelo de Iglesia” específico que se quiere proponer o imponer. En este aspecto se me hace extraño, por ejemplo, que después de tantos años no se haya canonizado aún a Mons. Oscar Arnulfo Romero (en el Salvador) o al P. Miguel Agustín Pro (en México), que realmente buscaron una Iglesia más evangélica y profética. La llegada del Papa Francisco anuncia un aire nuevo y fresco en la Iglesia. Que el Señor nos envié su Espíritu para buscar una Iglesia más profética y misericordiosa, a ejemplo de las primeras comunidades cristianas.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México a 27 de Abril de 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s