35. El IPADE y la pobreza como virtud

  1. El IPADE y la pobreza como virtud

Los días 26 y 27 de Junio de 2017 se llevó a cabo un Congreso en el Instituto Para Alta Dirección de Empresas (IPADE) con el título de: INCLUSIVE GROWTH SUMMIT. Participamos como 350 personas. Nos dijeron que el 80% fueron empresarios y el 20% restante fuimos académicos o miembros de diferentes organismos nacionales e internacionales. Era la primera vez que asistía yo al IPADE y que tenía un breve contacto con miembros del Opus Dei.

Me llegó la invitación hace algunas semanas cuando ya estaba a punto de cerrarse el periodo de inscripciones. La invitación me llegó a través de una ex-alumna de la Universidad Anáhuac a quien di clases (Doctorado en Humanidades) hace un par de años. Ella quería que yo participara a esa cumbre de empresarios que reflexionarían sobre economía y crecimiento inclusivo en el 50 aniversario del IPADE.

Envíe un texto (paper) para una posible publicación y para sorpresa mía, mi texto fue aceptado para que lo expusiera yo en 15 minutos en una de las mesas junto con otros panelistas. El tema que expuse tuvo como título: “De la pobreza como problema a la pobreza como virtud”. En resumen traté de demostrar –apoyándome de algunos autores como Sócrates, Heidegger, San Francisco de Asís y Bartolomé de las Casas– que la pobreza, ligada a la economía, es un problema que destruye tanto a pobres como a ricos. A los pobres porque les impide vivir dignamente ya que no cuentan con lo necesario para poder sobrevivir. A los ricos porque los mantiene esclavos de sus propias posesiones. En mi conferencia propuse buscar una pobreza –llamémosle espiritual– que tiene que ver con el desapego de las cosas materiales para poder ser libres y centrarse en lo esencial: las relaciones humanas, la familia, la sociedad.

El IPADE y la pobreza como virtudEl IPADE es un lugar muy lujoso y elitista, hecho para las personas que dirigen económicamente a nuestro país y para lideres de otras partes del mundo. Un lugar importante y que es necesario evangelizar. El 26 de Junio sin saberlo me tocó la fiesta de Mons. José Escriba de Balaguer, fundador del Opus Dei. Considero que esta congregación al igual que la de los Legionarios de Cristo, tienen un compromiso importante con la sociedad. Sin embargo “hacen algo” pero no lo suficiente. El riesgo que corren instituciones como estas es tranquilizar las conciencias de los ricos, pensando que con alguna obra filantrópica cumplen religiosamente (con Dios) y éticamente (con los demás) su compromiso humano; el compromiso que TODOS tenemos de buscar una sociedad cada vez más justa y fraterna que el Maestro llamó el Reino de Dios.

Después de andar por algunos años –y por cuestiones académicas– conviviendo con el mundo de los ricos, me he dado cuenta de que no todo está perdido de ese lado del muro. Hay personas con buen corazón que están buscando una sociedad más justa. Ellos me recuerdan a los amigos ricos que tuvo Jesús en su tiempo: Zaqueo, José de Arimatea, Mateo, etc. Personas ricas que también desde su trinchera están colaborando para la construcción del Reino de Dios.

En mi breve conferencia, además de hablar hablado de varios filósofos, santos y humanistas, hablé de mi amiga “Rosy”, ex-prostituta de Nezahualcóyotl, que ahora tiene una estética y con quien me voy a cortar el cabello (que no tengo mucho) de vez en cuando. Decía yo en el IPADE lo siguiente. “De vez en cuando, sobre todo cuando me siento triste, voy a ver a Rosy que me corte el pelo. Y allí sentado en mi silla recibo clases de filosofía y de amor por la vida que no me dan las universidades en las que participo.”

El IPADE y la pobreza como virtudGracias amado Señor por permitirme ser tu “pontífice” es decir ser tu puente entre dos mundos que no se conocen mucho y que sin embargo comparten la misma casa común que finalmente es tu casa. Gracias por permitirme dar clases en universidades y centros elitistas del país, pero también por colaborar en la Facultad de Filosofía y letras de la UNAM; por convivir con personas de Interlomas y de Santa Fe, pero también con mis antiguos y nuevos valedores del Valle de Chalco y de Nezahualcóyotl.

El mundo es más hermoso y más complejo que las películas western o los súper héroes de Marvel, donde por un lado están los buenos y del otro los malos, casi al estilo de la propuesta filosófica de Enrique Dussel. La semana pasada fui a ver al cine “La Mujer maravilla” con mis sobrinas Faty y Gaby, sin embargo de vez en cuando veo a mujeres maravilla como “Rosy” o como mi ex-alumna “P.” Dos mujeres increíbles (una nacida en Neza-York y la otra en Manhattan, Nueva York) pero las dos llenas de la presencia de Dios.

Vista Hermosa, Tlalnepantla, Estado de México a 27 de Junio de 2017.

 

 

 

Anuncios

One thought on “35. El IPADE y la pobreza como virtud

  1. Gracias por predicarenos al Jesús humilde desde estas nuevas ágoras y Sinagogés. Dios lo bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s