45. Pedofilia y sacerdocio. Escándalo en la Iglesia

  1. Pedofilia y sacerdocio. 

Escándalo en la Iglesia

 La noticia de 301 sacerdotes, acusados por haber abusado de niños hace algunos años, ha sacudido no sólo a la Iglesia católica de los Estados Unidos sino al mundo entero. Esto sin contar escándalos en otras partes del mundo particularmente en Chile. Las denuncias involucran a todo tipo de sacerdotes: religiosos, obispos, fundadores y hasta cardenales. Vivimos un momento de crisis en la Iglesia católica. Los sacerdotes hemos perdido credibilidad. Paradójicamente estos momentos de dolor y de vergüenza, deben servirnos para hacer una revisión profunda del sacerdocio, y cambiar todo lo que sea necesarios para mejorar.

Ante todo quiero manifestar que escribo esta reflexión como sacerdote, como filósofo, y como alguien que ama profundamente a la Iglesia. La palabra crisis viene del griego krisis , que significa ruptura, separación. Implica la idea de que algo se ha roto y por lo tanto hay que analizar las causas de su ruptura. ¿Qué es lo que se ha roto y ya no ha aguantado más en el caso de muchos sacerdotes católicos? Una formación que no nos ha ayudado a vivir correctamente el celibato sacerdotal. Y un celibato impuesto aunado a una carga pastoral, en ocasiones excesiva, que vivimos muchos ministros de culto.

El Papa Francisco acaba de publicar hoy una carta (20 de Agosto) en la que dice que “nunca será suficiente pedir perdón por lo sucedido y buscar reparar el daño causado”. Y También afirma que “decir no a los abusos significa decir no a cualquier forma de clericalismo”. A partir de esta crisis institucional que ahora vivimos, los miembros de la Iglesia, quiero proponer los siguientes puntos de reflexión.

  1. Humildad para aceptar la evidencia de los hechos y evitar cualquier forma de defensa ante lo indefendible. Hay algunos jerarcas que, buscando defender la imagen, han dicho barbaridades que ponen de manifiesto más el amor a la Iglesia como institución que al ser humano.
  2. Causas de lo sucedido ya que no se ha tratado de casos aislados, sino de comportamientos repetitivos. Me parece que en este aspecto de buscar las fuentes de tal comportamiento, es necesario acudir a la ayuda de expertos externos (psicoanalistas, sociólogos, sexólogos, psiquiatras, etc.) que nos puedan ayudar mejor a encontrar las razones de tales comportamientos.
  3. Celibato opcional. Aunque es verdad que el problema de la pedofilia no es propio de los solteros, ya que hay personas casadas que tienen tales comportamientos y que en ocasiones son mayoría en casos, sin embargo es momento de pensar con profundidad la relación entre celibato y sacerdocio. Me parece que ya es tiempo para que la Iglesia católica de rito latino deje de ligar el sacerdocio a la necesidad del celibato. En un principio no fue así y algunos de los primeros apóstoles fueron casados como el mismo Pedro (primer Papa de la Iglesia). La imposición del celibato vino después por motivos fundamentalmente económicos para que los bienes de los ministros no fueran heredados y permanecieran en la Iglesia. Considero que en el futuro el celibato sacerdotal debe se “opcional” como lo hacen otras Iglesias (los maronitas por ejemplo). Y si alguien tiene la doble “vocación”: sacerdocio y matrimonio, que se le permita acceder al ministerio sacerdotal (incluso en el caso de mujeres) y dar ejemplo de santidad matrimonial de esa manera.
  4. Repensar la Iglesia. Cada vez se reduce considerablemente el número de sacerdotes en el mundo y las exigencias pastorales aumentan. Es necesario repensar otra forma de ser iglesia. Nuestro modelo medieval y jerárquico ya no funciona. En sociedades fuertemente descristianizadas la evangelización debe pensarse de otra manera, más como testimonio (laboral, cultural, deportivo, etc.) que como “empresa transnacional”. Pensar la Iglesia desde abajo y no desde arriba.
  5. Vida de equipo. Los sacerdotes vivimos fuertemente la soledad ligada al trabajo y al aislamiento. Es necesario que los sacerdotes, en particular los diocesanos, trabajemos, pero sobre todo vivamos en pequeñas comunidades sacerdotales. De esta manera se descuidará tal vez nuestra presencia en muchos lugares pero ganaremos en fraternidad y comunión.
  6. Más comprometidos en la sociedad. Hace años en Francia surgió un grupo de sacerdotes llamados “sacerdotes obreros”, que buscaban vivir su sacerdocio dando testimonio en trabajos concretos (carpinteros, obreros, herreros, etc.). Me parece que debemos hacer que varios sacerdotes salgan de la “sacristía” y compartan la vida de la mayoría de la gente que ellos evangelizan. Que nos involucremos en trabajos concretos (académicos, culturales, laborales, etc.), que tomemos el metro, el camión, que participemos en equipos deportivos, etc. Es decir que no “aislemos” el seguimiento de Cristo en una burbuja de cristal, sino que compartamos las penas, alegrías, salario, etc., de nuestros hermanos.

Estas son algunos puntos de reflexión que ahora comparto. Los comento con humildad, sabiendo que yo mismo soy un sacerdote débil y frágil. Gracias a Dios mi debilidad no es la pedofilia, pero tengo otras espinas clavadas en la carne. Como lo confesaba el gran León de Dios, el Apóstol San Pablo, “Para que nadie se forme de mí una idea superior a lo que ve en mí. Y precisamente para que no me pusiera orgulloso después de tan extraordinarias revelaciones, me fue clavado en la carne un aguijón, verdadero delegado de Satanás, para que me abofeteara. Tres veces rogué al Señor que lo alejará de mí, pero me respondió. “Te basta mi gracia; mi fuerza actúa mejor donde hay debilidad.” Con todo gusto, pues, me alabaré de mis debilidades para que habite en mí la fuerza de Cristo.” 2 Corintios 7-9. La Iglesia de Cristo no morirá, busquemos hacerla más evangélica y santa.

 

Loma Bonita, 20 de Agosto de 2018.

Anuncios

4 comentarios sobre “45. Pedofilia y sacerdocio. Escándalo en la Iglesia

  1. Gracias P FXavier. Iluminadora reflexión. Oportuna para nuestra experiencia de Iglesia en estos momentos acá.
    Desde Chile mis cordiales saludos.

  2. La fe no depende de la dimensión del incendio. Animo!
    La cuestión del celibato no esta ligada a abuso de menores. Estoy pidiendo al departamento de sociología religiosa de la Uc información sobre este tema.Apenas la tenga te lo envio. Animo salud y alegría

  3. Muy buenas tardes Padre Paco,
    Hace algun tiempo que no he entrado a su ‘blog’ , Antes de comentar esta vez Leyendo su reflexion,, me gustaria si pudiese aclarar que quiere decir Papa Francisco con la palabra “Clericalismo”? Muchas gracias por su tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s