Seamos testigos de la Verdad

Jn. 18, 33b-37

[1]). Seamos testigos de la Verdad

 

Quiero en esta celebración agradecer a varias personas por haberme permitido llegar a este día:

  • En primer lugar a Dios que hace años “corrió el riesgo” de llamarme para ser uno de sus sacerdotes. Gracias Señor por haberte fijado en mí a pesar de mis debilidades.
  • En segundo lugar a mis padres Benjamín y Micaela, que gracias a su ejemplo y testimonio me permitieron desde niño dar el primer lugar a Dios por encima de intereses personales. Que Dios los bendiga y recompense por su generosidad.
  • En tercer lugar a mis hermanos, familiares y amigos, que me han dado  momentos de gran alegría y de convivencia haciéndome sentir aceptado y amado por todos ustedes. Que el Señor los llene de su amor y de su paz.
  • Gracias finalmente a todas las personas que Dios ha ido poniendo a lo largo de mi vida, en diferentes países, en diferentes circunstancias. Profesores, niños, jóvenes, catequistas, gente anónima que he encontrado en México, en Francia, en Estados Unidos, o en algún otro lugar del mundo. Personas de las cuales en muchos casos hasta he olvidado sus nombres y sus rostros, pero de quienes aún conservo el calor de aquel encuentro. Que Dios bendiga a todo aquel hermano que Dios ha puesto en algún lugar de mi camino.

 

Hace 15 años fui ordenado sacerdote en el Valle de Chalco, un lugar muy pobre pero con muchos sueños y esperanzas. 15 años de intentar seguir al Señor a través del sacerdocio. ¿Cuál es el balance de lo hecho hasta el día de hoy? Podría enumerar, y de hecho lo voy a hacer muy brevemente, lo realizado en estos quince años como un acto de memoria histórica:

 

  • 1992-1994: A dos meses de haber sido ordenado sacerdote fui nombrado el primer párroco de la parroquia Beato Juan Diego en el Valle de Chalco. En el lugar mismo en que el Papa Juan Pablo II celebró misa y se dirigió a las personas pobres y marginalizadas de México. Además del trabajo ordinario de pastoral trabajé con chavos banda. Estuve casi tres años en esta parroquia.
  • 1994-1996: Fui el primer párroco de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, Col. Antenas en Nezahualcóyotl. Continué con el trabajo ordinario de pastoral y con el de los chavos banda. De esta experiencia sólo quiero recordar la trágica experiencia de la muerte del seminarista Edgar Dueñas, que murió la noche de pascua de 1995 cuando chocamos con un automovilista en estado de ebriedad.
  • 1996-2003: Siete años de estudios en Paris, Francia, de los cuales los tres primeros colaboré como capellán de jóvenes de secundaria y de preparatoria, y los últimos cuatro años trabajé como capellán en la Catedral de Notre Dame de Paris (era yo quien remplazaba al jorobado).
  • 2003-2005: Profesor y formador de seminaristas en el Seminario San José de mi diócesis de Nezahualcóyotl.
  • 2005-2006: Profesor de tiempo completo en la Universidad Pontificia de México.

 

Estos son los lugares y las actividades que he realizado durante los últimos 15 años de mi vida. ¿Qué más puedo contabilizar en mi haber? Tal vez dos doctorados en filosofía, cuatro libros publicados, 18 maratones y muchos errores y caídas a lo largo de mi vida.

 

¿Cómo me encuentro ahora? Sinceramente no lo sé. Tal vez como una señorita que cumple sus quince años en una fría tarde de Noviembre y que descubre de repente que ya está hecha casi casi una mujer. Y digo “casi” porque aún le falta mucho por crecer para llegar a ser eso, una mujer; o en mi caso un sacerdote.

Cumplir quince años es una experiencia hermosa, llena de promesas y de sueños por realizar. Y si no, hay que preguntárselo a los tres jóvenes apuestos que en estos días están cumpliendo sus quince años. Mis sobrinos Fátima, Martín y Emmanuel. Al igual que ellos, yo también he ido dejando la infancia y la inocencia de mis primeros años como sacerdote (cuando tal vez idealicé lo que aún no conocía). Al igual que ellos, yo también he ido aprendiendo que debo de ir cortando el cordón umbilical de la infancia (entiéndase en mi caso dependencias institucionales, afectivas, etc.)  si quiero llegar a ser un adulto libre, abriéndome camino hacía dónde el Señor me llame. Al igual que ellos yo también el día de hoy tengo muchas ilusiones. ¿Ilusiones de qué? Es verdad que podría enumerar una lista de deseos y de proyectos. Por ejemplo: Publicar más libros, llegar a dar clases en la UNAM, correr más maratones, aprender bien inglés,  visitar más países… etc. pero al fin de cuentas todo esto es vanidad si no está acompañado de un deseo mayor que debe darle sentido a toda mi vida. Me refiero al deseo de Dios. ¿Qué sería de mí si yo perdiera el deseo, la ilusión, de poder estar cada vez más unido a Dios? Yo no sería nada.

 

Ya para terminar quiero hacer referencia al evangelio del día de hoy: fiesta de Cristo Rey. Cuando Pilato le pregunta a Cristo si él es rey, éste responde: “Tú lo has dicho: Yo soy Rey. Para esto nací, para esto vine al mundo, para ser testigo de la Verdad. Todo hombre que está de parte de la verdad, escucha mi voz”. Tiene 15 años que inicié mí sacerdocio, 25 que entré al seminario y 43  desde que llegué al mundo, y en todos estos años hay una constante que me ha acompañado: tratar de escuchar la voz de Dios en mi vida. Ahora además de sacerdote soy filósofo y todo filósofo digno de este nombre es alguien que busca la Verdad (Mi tesis de doctorado fue sobre las nociones de Verdad y de justicia). Le pido al Señor en este día, de aniversario sacerdotal, me de el coraje y la fuerza necesaria para escuchar su voz, porque solamente así podré ser testigo de Él, es decir de la Verdad. Amén.


[1] “Todo hombre que está de parte de la verdad, escucha mi voz”. Dn. 7, 13-14; Ap. 1, 5-8. Fiesta de Cristo Rey, Ciclo B, y XV aniversario de mi ordenación sacerdotal. Acatzingo, Puebla, 25 de Noviembre de 2006.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s