Lc. 9, 7-9

Lc. 9, 7-9

[1]). No busquemos la vanidad sino el conocimiento de Cristo.

 

En los textos del día de hoy encontramos formuladas dos preguntas. La primera del libro del Eclesiastés que dice: “¿Qué provecho saca el hombre de todos sus trabajos en la tierra?”. Y la segunda formulada por Herodes con respecto a Jesús que se pregunta: “¿Quién será pues éste del que oigo semejantes cosas?” Es decir que una buena pregunta nos puede llevar lejos. Es importante detenernos un momento en nuestras actividades para preguntarnos sobre el sentido de nuestra vida (1ª. lectura) y sobre nuestra relación con Jesucristo (2ª. lectura).

El autor del Eclesiastés, en el siglo IV o III antes de Cristo, escribió bajo un seudónimo, o sea un nombre inventado. Él se presenta como Salomón, hijo del rey David, pues Salomón era muy competente en la sabiduría humana. Aquí Salomón es llamado “el Eclesiastés”, o sea el que convoca la asamblea para enseñar a sus hermanos.  Analicemos las dos preguntas que la liturgia del día de hoy nos propone:

El libro del Eclesiastés pregunta a los hombres en general sobre el sentido que damos a nuestra vida. “¿Qué provecho saca el hombre de todas sus fatigas y de sus trabajos en este mundo?”. Con esta pregunta nos invita a reflexionar sobre aquello que debe ser realmente importante y fuera de lo cual todo es vanidad. El levantarse temprano para ir a trabajar, el hacer la comida, el comprar artículos, el estudiar, el descansar, etc. Todo se repite de generación en generación, finalmente “no hay nada nuevo bajo el sol.” Dice el autor del texto: “Si de alguna cosa dicen: “Mira, esto sí es nuevo”, aun esa cosa existió ya en los siglos anteriores a nosotros. Nadie se acuerda de los antiguos y lo mismo pasará con los que vengan: no se acordarán de ellos sus sucesores.” Al recordarnos que somos seres mortales y limitados no se nos está invitando a la pasividad y al pesimismo, al contrario; se nos está invitando a vivir plenamente el momento presente buscando lo esencial. En otro contexto ustedes recordarán cuando Jesús dice a su amiga Martha: “Martha, Martha muchas cosas son las que te inquietan y preocupan y sólo una es necesaria. María escogió la mejor parte”. El libro del Eclesiastés al preguntarnos sobre el provecho que sacamos de nuestro trabajo nos está invitando a buscar lo esencial y no la vanidad. Pienso que cuando alguien está agonizando en su cama al analizar su vida se dará cuenta de que se esforzó por conseguir muchas cosas, vanidades, que tal vez no eran necesarias y que descuidó lo esencial, que son las relaciones humanas.

Por su parte en la segunda pregunta de la liturgia vemos una inquietud por parte de Herodes por conocer quién era Jesús. Él se decía “A Juan yo lo mandé decapitar. ¿Quién será, pues, éste del que oigo semejantes cosas?” Y tenía curiosidad de ver a Jesús.” ¿De dónde surgía la curiosidad de Herodes? ¿De lo que los demás decían o de una motivación personal? Herodes, tal vez sin saberlo, estaba en el buen camino, quería conocer a Cristo. Él que lo tenía todo y que vivía en un mundo de vanidad como el que describe el libro del Eclesiastés se hacía por vez primera una pregunta esencial: descubrir quién era Jesús. Lamentablemente ya conocemos el resto de la historia con respecto a esta curiosidad inicial de Herodes. Pudo más la vanidad de su vida y de su reino que la búsqueda sincera de Cristo.

Pidamos al Señor no dejarnos llevar por las vanidades que nos presenta el mundo, sino que busquemos conocer a Cristo en nuestra relación con los demás. Amén.


[1] Herodes no sabía qué pensar de Jesús. Eclesiastés 1, 2-11. XXV Semana de Tiempo ordinario, Catedral Notre-Dame de Paris, 26 de Septiembre de 2002.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s