Conocer a Dios es amarlo

Mt. 11, 25-30

[1]). Conocer a Dios es amarlo

 

   El día de hoy celebramos la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. ¿Por qué la fiesta del corazón de Jesús y no por ejemplo la fiesta de su cabeza, de sus pies o de sus manos? Cada parte anatómica del cuerpo representa una modalidad de nuestra existencia. El corazón se relaciona con el amor, la cabeza con la inteligencia, las manos con la creatividad y los pies con el recorrido. Se podría hacer una reflexión sobre Cristo a partir de cada una de estas modalidades de su ser. Jesús que ama, que es inteligente, que cura y que recorre lugares para predicar. Sin embargo la tradición cristiana ha querido privilegiar el corazón como emblema del amor de Cristo por los hombres.

Porque de qué sirve ser inteligente, es decir tener buena cabeza; o hacer muchas cosas con nuestras manos, o recorrer todo el mundo con nuestros pies, si nos falta lo esencial que es el amor. San Pablo dice: “Si no tengo amor nada soy”

Por eso el día de hoy celebramos la fiesta del Corazón de Jesús, es decir, recordamos el gran amor que tiene Jesús por todos los hombres. Las lecturas del día de hoy nos dicen que la grandeza de Dios es que él nos ha amado primero, aún sin saber si nosotros le corresponderíamos amándolo a nuestra vez. El libro del Deuteronomio recuerda a Israel que lo ha elegido no porque sea un gran pueblo sino únicamente porque lo ama: “El Señor se ha comprometido contigo y te ha elegido, no por ser tú el más numerosos de todos los pueblos, ya que al contrario, eres el menos numeroso; más bien te ha elegido por el amor que te tiene.”  Es decir que Dios elige por amor a los que él ama. Hay una elección por parte de Dios: a un pueblo o a una persona en particular. Aquí nos podemos preguntar: ¿Pero por qué no elige a todos los pueblos y a todos los hombres? ¿Tiene acaso un corazón partidista y no universal? Pienso que si el amor de Dios se dirige a todos, la manera de recibirlo depende de nosotros (como pueblo o como individuos). Aunque parezca paradójico pero no todos desean ser amados por Dios. En el amor debe haber reciprocidad, se ama y se es amado. Por eso San Juan nos dice que la mejor manera, o incluso la única manera, de conocer y de entrar en relación con Dios es el amor: “Amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama, no conoce a Dios, porque Dios es amor.” Conocer a Dios es amarlo.

¿Y quienes son capaces de amarlo? Aquellos que no confían en ellos mismos, es decir los humildes y la gente sencilla; aquellos que no confían en su propia sabiduría o en su riqueza, sino que ponen su confianza en Dios. Jesús dice en el evangelio del día de hoy: “¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a la gente sencilla!”.

Al amor que Jesús nos ofrece debe corresponder una actitud de agradecimiento y de humildad. ¿Quién soy yo para que te hayas fijando en mí? Conocer a Dios es amarlo, ya que sólo amamos lo que conocemos. En el Antiguo Testamento la palabra conocer está relacionada con tener relaciones sexuales. Por ejemplo se dice que Abraham conoció a Sara. Solamente se conoce aquello que se ama. Desgraciadamente podemos ver muchos matrimonios que no se conocen, o hermanos, o amigos, etc. Se pueden tener incluso relaciones sexuales sin conocer al otro; trabajar 8 horas diarias sin saber quién es el que está a mi lado; vivir con nuestros vecinos como si fueran extraños, etc.

La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús nos recuerda que para amar a Dios, al que no vemos, es necesario amar a los hombres que sí vemos. Dice San Juan: “A Dios nadie lo ha visto nunca; pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y su amor es perfecto.” Es solamente amándonos los unos a los otros como podremos llegar a conocer algo de Dios, porque Dios es amor. Amén.


[1]). “Carguen con mi yugo y aprendan de mí”. Dt 7, 6-11; 1 Jn 4, 7-16, Parroquia de San Agustín, Tlalpan DF, Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, 30 de Mayo de 2008.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s